Más de la mitad de la generación millennial en el mundo temen un ataque nuclear que ocurra en la próxima década

por Genevieve Leigh
5 febrero 2020

Un informe publicado en enero encontró que la mayoría de los mileniales de todo el mundo temen que sea más probable que ocurra un ataque nuclear en algún momento de la próxima década.

El estudio fue realizado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que encuestó a 16,000 mileniales (definidos en este estudio como adultos entre las edades de 20 y 35) de 16 países en 2019: Afganistán, Colombia, Francia, Indonesia, Israel, Malasia, México, Nigeria, Palestina, Rusia, Sudáfrica, Siria, Suiza, Reino Unido, Ucrania y Estados Unidos.

La mitad de los países en el estudio actualmente sufren de conflictos militares.

Estudio del Milenio del CICR sobre la guerra (Ilustraciones: Ipsos Interactive Services/Data Visualization Department y Francis Macard)

Los mileniales consideran que la guerra y los conflictos armados se encuentran entre los cinco problemas más importantes que afectan a las personas de todo el mundo en la actualidad. Cabe destacar que el desempleo y la pobreza también se ubicaron entre los cinco temas más importantes para los milenios.

A pesar de la glorificación de los militares por los medios y los políticos, los jóvenes y los trabajadores de todo el mundo son abrumadoramente hostiles a la guerra y al militarismo en todas sus formas.

El informe refleja un entendimiento entre los jóvenes de que las armas nucleares representan una amenaza inmediata para toda la humanidad. El estudio encontró que los mileniales se oponen abrumadoramente al uso de armas de destrucción masiva, en cualquier forma (nuclear, biológica o química) y en todas las circunstancias.

Más de tres de cada cinco mileniales tienen la misma opinión en contra de las minas terrestres antipersonal, como un 63 por ciento, y las bombas de racimo, como un 64 por ciento.

Como era de esperar, después de nueve años de guerra avivados por el imperialismo estadounidense y sus representantes islamistas, los mileniales sirios mostraron los niveles más altos de desaprobación de las armas de destrucción masiva, con un 96 por ciento que dijo que nunca es aceptable usar armas químicas o biológicas, mientras que el 98 por ciento dijo que nunca es aceptable usar armas nucleares. En los últimos cinco años, Estados Unidos ha llevado a cabo un bombardeo directo en Siria con el pretexto de luchar contra ISIS, que ha incluido la nivelación de ciudades enteras en el país.

Muchos jóvenes de todo el mundo han sacado sus conclusiones sobre la guerra y el militarismo a partir de la experiencia de primera mano.

Sobre los 16 países encuestados, uno de cada cuatro mileniales, el 27 por ciento, dijo haber tenido experiencia directa en la guerra y los conflictos armados. Para este estudio, la experiencia directa incluye la participación en combate, ser herido, verse obligado a abandonar su hogar, perder el contacto con un pariente cercano o cualquier otra situación que pueda surgir debido a un conflicto armado.

Este porcentaje aumenta a casi la mitad si se consideran aquellos países que actualmente se encuentran en medio de un conflicto militar. Casi todos los mileniales sirios entrevistados han experimentado conflictos, 96 por ciento, al igual que más de la mitad de los mileniales en Afganistán.

Los efectos devastadores y violentos de la guerra y el militarismo se han arraigado en la experiencia de toda una generación. Millones de trabajadores y jóvenes han sido mutilados, destrozados y marcados, con generaciones de familias y amigos afectados por el trauma causado en gran parte por el imperialismo estadounidense.

Estudio del Milenio del CICR sobre la guerra (Ilustraciones: Ipsos Interactive Services/Data Visualization Department y Francis Macard)

A pesar de estas experiencias horrorosas, hay muchas indicaciones de que los jóvenes de todo el mundo siguen siendo optimistas sobre el futuro. El informe del CICR mostró que una clara mayoría de los mileniales cree que las guerras y los conflictos armados son evitables.

Los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social (JEIIS [IYSSE en inglés]), el movimiento juvenil y estudiantil del Partido Socialista por la Igualdad, habló con los jóvenes de los Estados Unidos sobre muchos de los temas planteados en el estudio del CICR, incluyendo el impacto de décadas de guerra sin fin en sus vidas, sus actitudes hacia una tercera guerra mundial y, quizás lo más importante, lo que vieron como el camino a seguir en la lucha contra la guerra.

Sebastian, un estudiante de 32 años de la Universidad de California, Berkeley, le dijo al IYSSE que cree que "una tercera guerra mundial solo podría significar la destrucción completa y rápida de la humanidad tal como la conocemos".

Continuó explicando las guerras que han sido orquestadas por los Estados Unidos en su vida: “Estados Unidos ha estado en guerra abierta o encubierta toda mi vida. Las guerras abarcan todas las administraciones y no conocen líneas partidarias. Hubo la campaña de terror de Reagan contra América Central, la invasión de George Bush Senior a Panamá y el comienzo de la Guerra del Golfo, la invasión de Clinton a Haití, y la campaña de George W. Bush contra el ‘terror’ que se convirtió en la guerra más larga en la que hemos estado. Luego está Obama que prometió que nos sacaría de la guerra, pero en lugar de eso nos llevó de dos a siete guerras".

Sebastián, expresando un sentimiento ampliamente sentido por los trabajadores y los jóvenes de todo el mundo, explicó por qué se opone a la guerra y señaló: "Estoy en contra de la guerra porque siento que la guerra solo sirve a los que están en el poder y sacrifica a los pobres en nombre del "imperio".

"Creo en la solidaridad con todas las personas en todo el mundo", agregó.

Karsten

Karsten, que tiene 20 años y es de Nueva York, le dijo al JEIIS que cree que "la guerra se usa para ampliar la fortuna personal de la élite gobernante".

En relación con el tema de las guerras en el extranjero con el ataque doméstico a los trabajadores en el hogar, Karsten dijo que cree que la guerra tiene un doble propósito para la élite gobernante: "Creo que se volverán hacia la guerra para sofocar el creciente impulso para el cambio social entre trabajadores y jóvenes que hemos visto surgir".

Karsten explicó que veía al Partido Demócrata como un obstáculo para movilizar a la clase trabajadora contra la guerra: "Creo que para oponerse a la guerra, la clase obrera debe separarse del Partido Demócrata y de cualquiera de los llamados elementos progresistas del Partido Demócrata", como el DSA o Sanders".

Continuó: “Sanders ha demostrado ser parte del ‘establishment’ del Partido Demócrata. Creo que si fuera elegido, de hecho apoyaría la guerra. Se ha demostrado que apoya el imperialismo estadounidense a través de sus votos para financiar la guerra de Irak y su voto para la guerra con Afganistán".

Noel, de 19 años, de Chicago, dijo que cree que una tercera guerra mundial "sería una catástrofe global en una escala nunca antes vista y probablemente nunca más vista de nuevo".

Hablando sobre el camino a seguir en la lucha contra la guerra, Noel dijo que estaba de acuerdo con el JEIIS: "Solo a través de un verdadero movimiento de clase trabajadora unida y masiva podemos evitar una tercera guerra mundial".

Para ver más entrevistas con jóvenes y estudiantes en los Estados Unidos sobre la lucha contra la guerra, vea nuestro video recientemente publicado. El IYSSE anima a todos los jóvenes y estudiantes que desean luchar contra la guerra, el militarismo y la dictadura y por el socialismo, la igualdad y la paz a unirse al IYSSE hoy.

(Publicado originalmente en inglés el 3 de febrero de 2020)