El halcón de guerra del Washington Post, Jackson Diehl elogia la política exterior de Sanders

por Barry Grey
21 febrero 2020

Con Bernie Sanders liderando la carrera por la nominación presidencial demócrata, provocando una campaña coordinada contra él por parte del establecimiento del Partido Demócrata y expertos de los medios, ha surgido una nota discrepante de lo que parece ser una fuente poco probable. Jackson Diehl, editor adjunto de política exterior del Washington Post y notorio halcón de guerra, dedicó su columna semanal el lunes elogiando la política exterior de Sanders.

En su columna, titulada "La política exterior de Sanders que no conoce", escribe Diehl:

Una mirada a los discursos y declaraciones de Sanders en los últimos años proporciona una imagen diferente, al menos en política exterior. Lo que surge es un político fuertemente moldeado por su oposición a las intervenciones militares de EE. UU. en el extranjero, pero también por la convicción de que Estados Unidos debe hacer lo que pueda para apoyar la democracia y resistir el autoritarismo. Eso lo distingue claramente no solo de Trump sino también de algunos de los candidatos demócratas elegidos como moderados.

En boca de los partidarios del imperialismo estadounidense como Diehl, frases como "apoyar la democracia" y "resistir el autoritarismo" son eufemismos para defender los intereses geopolíticos y económicos globales de la oligarquía empresarial financiera de Estados Unidos.

Al promover sus supuestas credenciales contra la guerra, Sanders está sacando provecho en gran parte de su voto en 2002 contra la invasión de Irak. Eso, sin embargo, se destaca como la excepción más que la regla. Además, después de la invasión estadounidense, Sanders continuó votando por los presupuestos militares estadounidenses que financiaron las guerras en Afganistán e Irak.

Diehl, que apoyó firmemente la invasión y ocupación de Irak y ha abogado repetidamente por una intervención estadounidense más agresiva en Siria y el Medio Oriente en general, no está particularmente molesto por la postura de Sanders sobre la Guerra de Irak. Él se enfoca en el discurso de política exterior de Sanders en 2017, realizado en Fulton, Missouri, el sitio del discurso de la Cortina de Hierro de 1946 de Winston Churchill, que inauguró la Guerra Fría contra la Unión Soviética. El escribe:

Sanders rindió homenaje a Churchill y dijo que estaba "totalmente de acuerdo" con su famoso precepto de que "la democracia es la peor forma de gobierno, a excepción de todas las otras formas". Luego describió un papel global para Estados Unidos como "defensor" de "los valores de libertad, democracia y justicia".

En ese discurso, Sanders también elogió a Harry Truman y Lyndon Johnson, los arquitectos de las guerras de Corea y Vietnam. Emitió una amenaza a Rusia, diciendo: "Hoy le digo al Sr. Putin: No permitiremos que socave la democracia o las democracias estadounidenses en todo el mundo".

Diehl, un anticomunista "liberal" no reformado de la Guerra Fría, esencialmente expone el caso de los Sanders en el mismo campo. El escribe:

En cuanto a la ex Unión Soviética, él, Sanders, le dijo al New York Times que "era una dictadura autoritaria, y eso es lo que yo creía entonces y eso es lo que creo que es el caso hoy".

También nota:

Esa posición se compara favorablemente con la complacencia de Trump hacia el Kremlin y otros regímenes autocráticos. También se ve bien en comparación con algunas de las declaraciones de Mike Bloomberg, quien dijo que Xi Jinping de China "no es un dictador" y comparó la toma de Putin de Crimea en Ucrania con la anexión estadounidense de California.

Diehl continúa elogiando a Sanders por su apoyo al intento de golpe de Estado norteamericano contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y su denuncia de Trump por retirar parcialmente a las tropas estadounidenses del norte de Siria el año pasado. Y agrega: "Mientras tanto, vale la pena señalar que Sanders dice que la fuerza militar a veces es necesaria y que el terrorismo sigue siendo una amenaza".

La columna de Diehl aparece menos de dos semanas después de que el New York Times publicó una encuesta sobre las posiciones de política exterior de los diversos candidatos presidenciales demócratas. En esa encuesta, la campaña de Sanders le dijo al Times que el senador, si es presidente, "consideraría la fuerza militar para evitar una prueba nuclear o de misiles iraníes o norcoreanos". (Ver: Sanders le dice al New York Times que consideraría un ataque preventivo contra Irán o Corea ).

Esta respuesta no solo implicaba la aceptación de la doctrina ilegal de la guerra preventiva proclamada por la administración de George W. Bush, sino que también planteaba la posibilidad de que una administración Sanders iniciara una guerra contra Irán o Corea del Norte con armas nucleares en respuesta a una esperada prueba de armas, no atacar, amenazando con atraer a las principales potencias y desencadenar un holocausto nuclear.

La campaña de Sanders también afirmó que el senador de Vermont consideraría usar la fuerza militar en una llamada "intervención humanitaria", que no comenzaría a retirar ninguno de los más de 28,000 soldados estadounidenses de Corea del Sur, continuaría dando el nivel actual de ayuda militar a Israel y no mover la embajada de EE. UU. desde Jerusalén de regreso a Tel Aviv, y consideraría a Rusia un "adversario o incluso un enemigo".

En respuesta a una pregunta sobre la Estrategia de Seguridad Nacional de Trump, que declara que la estrategia militar estadounidense ahora está orientada hacia el conflicto con las "grandes potencias" y apunta directamente a Rusia y China, la campaña de Sanders marcó implícitamente su acuerdo y atacó a Trump por la derecha. La respuesta indicó que Trump "se negó a responsabilizar a Rusia por su interferencia en nuestras elecciones y abusos contra los derechos humanos, no hizo nada para abordar nuestro acuerdo comercial injusto con China que solo beneficia a las corporaciones ricas, e ignoró el internamiento masivo de uigures en China y su brutal represión de manifestantes en Hong Kong".

El Washington Post ha sido inequívocamente hostil con Sanders y ha participado plenamente en la redada de los medios contra su candidatura. Pero en la columna del lunes, Diehl esencialmente está asegurando a la clase dominante que una administración de Sanders no marcaría un quiebre de la política agresiva y militarista del imperialismo estadounidense.

De hecho, el registro muestra que el senador de Vermont ha respaldado la mayoría de las agresiones militares estadounidenses, desde la intervención estadounidense de 1992-93 en Somalia, hasta la guerra aérea de la OTAN dirigida por Estados Unidos en 1999 contra Serbia, hasta la invasión de Afganistán en 2001, la guerra de EE.UU. contra ISIS en Irak y la guerra de poder de Estados Unidos en Siria.

También apoyó el golpe de estado respaldado por Estados Unidos y liderado por los fascistas que derrocaron al gobierno proruso elegido en Ucrania en 2014 e instalaron un régimen nacionalista de derecha, que lanzó una guerra civil contra los separatistas prorusos en el este del país. Ese golpe fue la señal de una acumulación masiva de fuerzas estadounidenses y de la OTAN en la frontera occidental de Rusia, en preparación para una eventual guerra.

Aquellos trabajadores y jóvenes que se sienten atraídos por Sanders porque están buscando una alternativa radical a la desigualdad social, la brutalidad y el militarismo que identifican correctamente con el capitalismo pronto aprenderán que en Sanders tienen un falso profeta. Su política exterior es completamente imperialista y está en línea con la política militarista del Partido Demócrata y la Casa Blanca de Obama.

La política exterior de Sanders dice que todo lo que uno necesita saber sobre la política doméstica que él seguiría también. Es imposible oponerse a la "clase multimillonaria" en casa cuando uno apoya sus operaciones militares en el extranjero.

(Publicado originalmente en inglés el 18 de febrero de 2020)

 

El autor también recomienda:

Sanders le dice al New York Times que consideraría un ataque preventivo contra Irán o Corea del Norte
[15 febrero 2020]

Bernie Sanders dice "algunas guerras son necesarias"
[13 enero 2020]