Maestros de Massachusetts protestan por despidos y recortes en la educación pública

por Will McCalliss y Evan Blake
19 junio 2020

El lunes, los educadores de todo el estado de Massachusetts realizaron una manifestación en Brookline, una parte del área metropolitana de Boston, para protestar por los devastadores recortes presupuestarios y la pérdida de puestos de trabajo que están aumentando en todo el estado. Los educadores de más de 50 distritos escolares de todo el estado han recibido ahora papeletas rosas o avisos de reducción de fuerza (RIF). La protesta tomó la forma de una caravana, con más de 500 vehículos que iban desde el parque Larz Anderson de Brookline hasta el instituto Brookline.

Los recortes presupuestarios que se han hecho en Massachusetts se deben a la pérdida de ingresos e impuestos de ventas debido a la pandemia COVID-19 y sus consecuencias económicas, que se imponen a la clase trabajadora en todos los estados. Cuando el World Socialist Web Site dio la noticia de los recortes en Randolph, Massachusetts, uno de los primeros distritos del estado en enfrentar recortes, advertimos que eran "un anticipo de lo que le sucederá a muchos distritos, maestros y estudiantes".

La protesta del lunes coincidió con el plazo del 15 de junio para que la mayoría de los distritos informen a sus empleados de los despidos. Las escuelas públicas no están obligadas a hacer públicas las listas o incluso el número de educadores que despiden, por lo que en muchos casos los trabajadores y las familias de cada distrito siguen tratando de determinar el alcance de los recortes. Un tema recurrente, sin embargo, es la gran pérdida de empleos entre los departamentos de arte, música y educación física (PE), así como paraprofesionales y bibliotecarios.

Los educadores de Brookline protestan (Fuente: Asociación de Maestros de Massachusetts)

Los números que se conocen pintan un cuadro sombrío. Muchos distritos afirman que planean invitar a los maestros a volver, dependiendo de si reciben o no fondos adicionales del estado o de sus ciudades individuales. Sin embargo, no hay garantía de que estos fondos estén disponibles, y los educadores se encuentran ahora en un estado de limbo sin empleo.

En Brockton, 24 profesores recibieron un aviso de despido la semana pasada y el distrito tiene la intención de dejar 40 vacantes de enseñanza sin cubrir, con la mayoría de los puestos en los departamentos de arte, educación física y música. También se despidió a 21 paraprofesionales y asistentes de enseñanza, mientras que otros 39 que se jubilaron o dejaron sus trabajos no serán reemplazados.

En Taunton, un distrito con sólo 960 empleados a tiempo completo, ayer se distribuyeron 160 avisos de despido, recortando 5,8 millones de dólares del presupuesto del distrito. Los afectados fueron principalmente maestros de primer y segundo año, así como 16 auxiliares de biblioteca.

En Randolph, todos los departamentos de arte, música y educación física fueron esencialmente eliminados a finales del mes pasado, con todos los profesores de cada asignatura siendo recortados, así como múltiples trabajadores sociales y consejeros de orientación de escuelas primarias y secundarias.

En Brookline, 362 de los 645 maestros del distrito fueron despedidos en las últimas dos semanas. La inmensa oposición de la comunidad obligó al distrito a volver a contratar a más de 300 de estos profesores despedidos, pero posteriormente un número no especificado fue despedido de nuevo, y los funcionarios del distrito alegaron que cometieron un "error" al enviar correos electrónicos de recontratación a algunos profesores. Además, unos 300 paraprofesionales de Brookline se enfrentan a la perspectiva de quedarse sin trabajo, y su plazo de notificación se ha ampliado hasta el 22 de junio, el día antes de que termine el año escolar.

Un profesor de secundaria de un distrito escolar cercano de Massachusetts, que previamente escribió al WSWS para expresar su oposición a los recortes presupuestarios, habló sobre la protesta y la grave situación que enfrentan los educadores en Massachusetts y en todo el país.

Los estudiantes de Randolph se oponen a los recortes (Fuente: MTA)

Al comentar la situación de los educadores despedidos, dijo: "Algunos podrían ser retirados si se materializan fuentes alternativas de financiación, pero eso es poner demasiada confianza en el Congreso y el presidente. Incluso si pudiéramos confiar en el gobierno para financiar adecuadamente la educación de sus propios ciudadanos, este método de echar a los nuevos maestros cada junio y llamarlos de nuevo en agosto es cruel y degradante".

La Asociación de Maestros de Massachusetts (MTA), aliada con los mismos políticos del Partido Demócrata que imponen los recortes a nivel estatal y local, publicó una declaración desdentada en la que se pedían aumentos mínimos de impuestos a las empresas y a los ricos. Entre sus demandas está la de que se aumenten los impuestos de las empresas del actual 8% al 9,5% anterior a 2017, una medida insignificante, así como el cierre de una laguna del impuesto de sociedades y el aumento de los impuestos sobre los "ingresos no salariales" en una cantidad no especificada.

Significativamente, la MTA también escribe, "El Senado de los EE.UU. debe aprobar la Ley de Héroes, ya aprobada por la Cámara". Esta es una cínica farsa promovida por los sindicatos de maestros y los demócratas estatales en todo EE.UU., que saben muy bien que el acto no tiene ninguna posibilidad de pasar el Senado dirigido por los republicanos, y que Trump lo ha declarado explícitamente "muerto al llegar".

"Los funcionarios del sindicato están fallando miserablemente", dijo el profesor del instituto al WSWS. "Merrie Najimy, presidenta de la MTA, ha sabido que esto sucedería durante mucho tiempo, y aun así tenemos este alboroto sólo después de que se hayan emitido los avisos de despido. Antes de eso, y hasta el día de hoy, ella sólo ha animado a los miembros a contactar a sus representantes y empujarlos a apoyar el Acta de Héroes, que como saben es una pieza de teatro político. La presidenta de la Asociación de Maestros de Brookline, Jessica Wender-Shubow, propuso solicitar a los Brookliners ricos donaciones para ayudar a llenar los huecos en su presupuesto operativo!".

En cuanto a las magras reformas fiscales impulsadas por el MTA, dijo: "Es poco probable que eso vaya a ninguna parte, y si lo hiciera, las escuelas seguirían dependiendo de las altas tasas de beneficios corporativos y financieros, y seguirían siendo vulnerables a las caídas y colapsos inherentes a una economía capitalista".

El profesor señaló que los sindicatos utilizaron la protesta para promover a varios demócratas. "Era una especie de circo. Los oradores son políticos que se presentan a la reelección o sus aspirantes, incluyendo a Joe Kennedy que se presenta a desbancar a Ed Markey. En otras palabras, la cosa parece haberse convertido en un espectáculo de perros y ponis para oportunistas de todo tipo".

Para luchar, los educadores necesitan nuevas organizaciones de lucha, que sean independientes de los sindicatos y de los dos grandes partidos empresariales. En cada escuela y vecindario, se deben formar comités de base para organizar y librar la lucha más amplia posible para oponerse a los despidos y a los recortes presupuestarios y defender el derecho a una educación pública de alta calidad.

La afirmación de que no hay dinero es una mentira. La Ley CARES, firmada por Trump con el apoyo unánime de los demócratas, está entregando billones en bienes públicos a Wall Street y a las corporaciones gigantes. Lo que se necesita no es apelar a los ricos para que aumenten sus impuestos, sino una lucha política de la clase obrera por el socialismo y una redistribución radical de la riqueza.

Instamos a todos aquellos que deseen emprender esta lucha a que se inscriban en nuestro boletín y se pongan en contacto con nosotros hoy mismo para empezar a crear comités de base en su distrito.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 17 de junio de 2020)