Parlamento estudiantil de la Universidad Humboldt condena a profesor de extrema derecha Baberowski

por Helmut van Heiken
14 julio 2020

El 18 de junio, el Parlamento estudiantil de la Universidad Humboldt de Berlín votó abrumadoramente a favor de condenar la conducta agresiva del profesor de historia Jörg Baberowski. Los representantes de más de 30.000 estudiantes exigieron que la administración universitaria deje de apoyar al profesor de derecha y que este enfrente las consecuencias por amenazar y agredir a los estudiantes.

En enero de este año, Baberowski fue sorprendido arrancando carteles de campaña para el Parlamento estudiantil de los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social (JEIIS) de los tableros de anuncios de la universidad. Cuando el miembro del Parlamento estudiantil del JEIIS, Sven Wurm, grabó estas acciones, el profesor golpeó el teléfono en sus manos y lo amenazó, diciendo: “¿Debería golpearte en la cara?”. Baberowski ha atacado a los estudiantes de esta manera más de una vez. El otoño pasado, dos miembros del Senado académico presentaron una queja formal a la universidad contra el profesor de derecha después de que los difamara como “increíblemente tontos” y “fanáticos extremistas de izquierda”.

Parlamentarios estudiantiles de toda Alemania e internacionalmente condenaron el ataque de Baberowski contra el JEIIS y criticaron a la administración de la universidad por su campaña en defensa del profesor de derecha. Ahora, en su primera reunión desde los eventos en cuestión, el celebrada en línea debido a la pandemia de coronavirus, el Parlamento estudiantil de la Universidad Humboldt también ha tomado una posición clara.

El 30 de enero, Jörg Baberowski, un profesor de extrema derecha de la Universidad Humboldt, agredió físicamente al estudiante Sven Wurm, quien es miembro del Parlamento estudiantil de la Universidad Humboldt, donde representa a los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social (JEIIS). Wurm grabó a Baberowski arrancando anuncios del JEIIS para las elecciones estudiantiles que se celebraban ese mismo día.

La moción fue presentada por el JEIIS y fue aprobada con 43 votos afirmativos a cuatro negativos, con cuatro abstenciones. La moción se titula: “El profesor de extrema derecha Baberowski ataca a un miembro del Parlamento estudiantil: ¡No a la violencia derechista en la Universidad Humboldt!” y comienza con las palabras: “Condenamos la intervención seria y violenta en las elecciones parlamentarias estudiantiles de este año en nuestra universidad”.

Además declara: “Nos solidarizamos con los estudiantes victimizados y exigimos que la administración de la universidad termine su apoyo al profesor de extrema derecha y haga que Baberowski enfrente las consecuencias de sus acciones. Los estudiantes tienen derecho a celebrar elecciones, mantener debates políticos y criticar a los profesores de extrema derecha sin ser amenazados y atacados por los mismos. La universidad está obligada a proporcionar un entorno seguro, sin intimidación ni violencia”.

Sven Wurm, quien propuso la moción, destacó el apoyo de la universidad a las posiciones radicales de derecha y el comportamiento agresivo de Baberowski en el centro de sus comentarios. El escándalo no se limita al abuso cometido por un profesor a estudiantes disidentes; más bien, incluye el hecho de que la universidad está encubriéndolo.

Ya en febrero, la presidenta de la universidad, Sabine Kunst, describió el ataque de Baberowski como una “respuesta humana comprensible” y se negó a condenar públicamente el asalto. Una queja formal a la universidad contra Baberowski sigue sin respuesta hasta el día de hoy.

Detrás de la postura de la universidad se encuentra una agenda política clara. A pesar de que Baberowski le reste importancia a la violencia contra los refugiados, golpea los tambores de guerra y reiteradamente trivializa los crímenes de los nazis, la administración de la Universidad Humboldt le brinda protección. La administración universitaria declaró en un comunicado oficial que Baberowski, quien afirmó que Hitler no era cruel, “no es de extrema derecha”. Los “ataques de los medios” contra el profesor son “inaceptables”.

En el debate del Parlamento estudiantil, la moción fue recibida con un fuerte apoyo. Solo el presidente de la RCDS (Asociación de Estudiantes Demócratas Cristianos, el movimiento estudiantil de la Unión Democrática Cristiana de derecha), David Rodríguez Edel, se pronunció en contra de la moción y apoyó el acto violento del profesor, que calificó como la reacción de Baberowski a una difamación.

El líder del grupo estudiantil del CDU ya se había manifestado sus opiniones de derecha, por ejemplo, al apoyar al partido fascista español Vox y al presidente brasileño ultraderechista Jair Bolsonaro. Después de la agresión contra Wurm, Edel se reunió personalmente con Baberowski para discutir con él, entre otras cosas, la “política académica en la Universidad de Humboldt”.

Debido a que Rodríguez Edel denunciaba cada vez más abiertamente al JEIIS, uno de los miembros presidentes del Parlamento estudiantil se vio obligado a llamarlo al orden. Posteriormente, muchos de los diputados del Parlamento estudiantil tomaron una posición en contra del líder del RCDS.

Un representante de la Lista Abierta de Estudiantes Críticos (OLKS) se refirió a la presunta difamación señalando que el Tribunal Superior Regional de Colonia había desestimado la afirmación de Baberowski de que era una víctima de difamación. En 2017, el tribunal falló que Baberowski había sido citado correctamente por sus estudiantes y que, por lo tanto, era legítimo caracterizarlo como un “radical de derecha”, “racista” y que “glorifica la violencia”.

Una representante de la lista LGBT*I *Q-list queer-feminista se declaró sorprendida de que un diputado estudiantil pudiera defender las acciones violentas de Baberowski. Subrayó que los dos representantes estudiantiles del Senado académico que habían sido severamente insultados por Baberowski en las redes sociales desde entonces se han enfrentado a una campaña de acoso de derecha y a veces racista.

Debido a que las provocaciones del presidente del RCDS impulsaron a muchos diputados estudiantiles a hablar, las limitaciones de tiempo obligaron a cortar el debate. El claro voto de 43 a 4, muestra que la gran mayoría de los estudiantes no aceptan la colaboración de la administración universitaria con profesores de extrema derecha. El JEIIS está luchando por transformar este sentimiento en una resistencia política consciente y por armar a la oposición de los trabajadores y jóvenes con una perspectiva socialista para combatir el militarismo, el fascismo y la guerra.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 13 de julio de 2020)