La administración Trump prepara redadas antiinmigrantes en "ciudades santuario" lideradas por el Partido Demócrata antes de las elecciones de noviembre

por Trévon Austin
2 octubre 2020

Según un informe publicado el miércoles por el Washington Post, la administración Trump está preparando una serie de redadas contra inmigrantes en ciudades y jurisdicciones lideradas por el Partido Demócrata en todo Estados Unidos que han adoptado las llamadas políticas de "santuario". El Post citó a tres funcionarios federales que describieron la medida como parte del esfuerzo de Trump para presentarse como el candidato de "ley y orden" en el período previo a las elecciones presidenciales.

La operación planeada por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), conocida informalmente como la "operación santuario", según los informes, comenzará en California esta semana. Posteriormente, las redadas se extenderían a otras ciudades, incluyendo a Denver y Filadelfia.

Dos funcionarios dijeron que el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Chad Wolf, va a viajar a al menos una de las jurisdicciones donde se llevará a cabo la operación para enfatizar la afirmación de Trump de que los funcionarios locales no han protegido a los residentes de los delincuentes extranjeros.

La operación es ampliamente vista como una maniobra política de Trump, considerando que ICE ya recoge y encarcela a inmigrantes indocumentados de manera regular en todo el país.

El presidente Donald J. Trump y el fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, en la Sala del Gabinete de la Casa Blanca. (Foto oficial de la Casa Blanca por Tia Dufour)

La última maniobra de Trump en su guerra contra los inmigrantes no se puede separar de su esfuerzo por llevar a cabo un golpe de Estado y establecer una dictadura presidencial. Trump está dejando en claro que utilizará todos los recursos en su poder para reprimir la oposición a su repudio de los resultados electorales en caso de que pierda el voto popular.

Los agentes federales, incluyendo los oficiales de ICE y de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), ya están desempeñando un papel de represión hacia las protestas contra la violencia policial en los EE. UU. No hay duda de que la mayor presencia de ICE en las ciudades debido a la "operación santuario" se utilizará en la estrategia de Trump.

A lo largo de su presidencia, Trump ha criticado a las ciudades que tienen una cooperación limitada entre las agencias policiales y ICE y CBP. Trump ha culpado a los alcaldes de las ciudades que implementan las políticas, a menudo demócratas, por un fuerte aumento de la violencia y el crimen en todo Estados Unidos. Se formularon las mismas acusaciones contra funcionarios que se negaron a aceptar la intervención federal en las recientes protestas contra la brutalidad policial.

Los funcionarios de ICE han amenazado constantemente con enviar agentes adicionales a ciudades y condados que consideren políticas de santuario, si siguen defendiéndolas. Mike Álvarez, un portavoz de ICE, afirmó que las jurisdicciones que no cooperan con ICE aumentan los riesgos que enfrentan los agentes de inmigración y el público.

“En términos generales, como ha señalado ICE durante años, en jurisdicciones donde no existe cooperación y no se le permite a ICE asumir la custodia de los extranjeros de las cárceles, ICE se ve obligado a arrestar a los criminales extranjeros en las comunidades en lugar de bajo los confines seguros de una cárcel”, le dijo al Post .

Los protocolos del santuario restringen los niveles de cooperación entre la policía local y los funcionarios federales de inmigración. Los lugares con las políticas vigentes generalmente se niegan a mantener a los inmigrantes en la cárcel por más tiempo del requerido para que los agentes de ICE puedan arrestarlos después de que se liberen de custodia. Además, las ciudades santuario no verifican el estado migratorio de los sospechosos arrestados o detenidos por delitos menores.

Los oficiales federales de inmigración en jurisdicciones santuario aún pueden detener a personas que sospechan ser indocumentados. Sin embargo, sin la cooperación de las fuerzas del orden locales, los agentes de ICE deben hacer su propio trabajo sucio de monitoreo cuando personas sospechosas son liberada de la cárcel.

Muchas de las ciudades más grandes del país han adoptado políticas de santuario. Según las estadísticas más recientes, el 70 por ciento de los arrestos que realiza ICE ocurren después de que la organización ha sido notificada de la liberación pendiente de un inmigrante de una prisión estatal o local. En 2019, la agencia afirmó que arrestó a más de 160,000 inmigrantes de esta manera.

Los funcionarios de ICE han utilizado el tema para avivar los temores xenófobos, alegando que las políticas de santuario aumentaron la acumulación de "extranjeros criminales y fugitivos en general que ICE busca aprehender".

En un comunicado, el funcionario de ICE, Henry Lucero, dijo que la agencia "no puede quedarse de brazos cruzados sabiendo que está engañando al público sobre el papel que desempeña ICE para mantener la seguridad del público".

“El hecho es que las políticas locales que prohíben a las agencias trabajar con ICE lo ponen en peligro y desperdician recursos policiales”, dijo. "El público debe responsabilizar a sus líderes y exigir saber qué tipo de delincuentes están siendo liberados de la custodia local en lugar de ser entregados a ICE".

La administración Trump ha amenazado repetidamente con llevar a cabo operaciones antiinmigrantes en ciudades santuario durante su presidencia. El año pasado, una propuesta sugirió transportar en autobús a los migrantes desde la frontera entre Estados Unidos y México a las calles de San Francisco y otras ciudades santuario. Otra operación apuntó intencionalmente a los padres migrantes con hijos. Trump también ha amenazado con revocar los fondos federales de las jurisdicciones que se niegan a cumplir con ICE.

El lunes, en otra acción política, ICE anunció una docena de arrestos en el condado de Mecklenburg, Carolina del Norte. La comunidad apareció en la serie documental de Netflix "Immigration Nation" por elegir a un sheriff en 2018 que puso fin a la cooperación de las fuerzas del orden local con ICE. Los funcionarios de ICE afirmaron que seis de los arrestos incluían a inmigrantes con antecedentes penales y que las políticas de santuario los dejaban "libres para reincidir hasta su captura".

El autor también recomienda:

Las elecciones golpistas de Trump
[25 septiembre 2020]

‘Immigration Nation’ revela el sufrimiento de los migrantes a manos de la máquina de detención y deportación de Estados Unidos
[4 septiembre 2020]

(Artículo publicado originalmente en inglés el 1 de octubre de 2020)