Los médicos responden a la decisión de extradición de Assange: "Debe ser puesto en libertad sin demora"

por nuestros reporteros
7 enero 2020

Los médicos del Reino Unido, Australia y Estados Unidos están pidiendo la liberación inmediata de Julian Assange de la prisión después de que la decisión judicial del lunes bloqueara su extradición a Estados Unidos por motivos de salud.

Los miembros del grupo de campaña Médicos por Assange han advertido que el fundador de WikiLeaks no está seguro mientras permanezcan los cargos de la Ley de Espionaje de Estados Unidos en su contra.

Dr. Stephen Frost

El Dr. Stephen Frost es un conocido especialista en radiología de diagnóstico con sede en el Reino Unido que fundó Médicos por Assange en noviembre de 2019. Dijo que la decisión judicial del lunes confirmó las advertencias del grupo sobre la frágil salud de Assange después de una década de persecución estatal y "tortura psicológica".

El Dr. Frost le dijo al WSWS que “el objetivo de Médicos por Assange era centrar la atención del mundo en la negligencia médica y la tortura psicológica prolongada de Julian Assange que informó el relator especial de las Naciones Unidas sobre la tortura, el profesor Nils Melzer, en abril de 2019.

“Bajo la ley internacional, la tortura está absolutamente prohibida en todas las circunstancias. No hay excepciones. Que cinco estados —Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Suecia y Ecuador— conspiraron para torturar a un solo ser humano en el centro de Londres es, por lo tanto, increíble y no debe permitirse que vuelva a suceder nunca.

“Julian Assange necesita evaluación y tratamiento médico de emergencia. Tras el juicio del lunes, debe ser puesto en libertad sin demora. No debe olvidarse que la razón que alegó la jueza Baraitser para no permitir la extradición —la mala salud mental de Julian Assange— resultó directamente de la tortura psicológica antes mencionada. Los responsables y cómplices de esa tortura inexcusable deben rendir cuentas, entre otras cosas porque claramente pensaron que estaban por encima de la ley.

"La tortura es indeleble e imborrable, y en el caso de Julian Assange ha provocado síntomas psicóticos graves, concretamentemas bien, ‘alucinaciones auditivas’, que son de naturaleza ‘despectiva y persecutoria’. Tales alucinaciones, en combinación con la ideación suicida, serían una combinación potente e inadmisible en una prisión de máxima seguridad de EE. UU. De hecho, ha sido una imprudencia extrema que lo hayan dejado languidecer sin tratamiento en la prisión de Belmarsh con síntomas tan graves".

Dr. Sue Wareham

La Dra. Sue Wareham, una médica general jubilada de Australia que ha hecho campaña contra el militarismo y la guerra, dijo que el veredicto fue “muy agradable. Fue la decisión correcta que Assange no fuera extraditado debido al riesgo de suicidio, pero es espantoso que se haya permitido que su salud mental se deteriore hasta ese punto. Necesita ser abordado. Debe recibir una atención médica adecuada, que hasta la fecha no ha recibido.

“El veredicto es bueno, pero hay aspectos importantes que necesitan atención. Los cargos de Estados Unidos deben retirarse por completo, porque son un ataque a sus derechos y a nuestro derecho a saber, especialmente en tiempos de guerra. Es muy preocupante que la jueza en el Reino Unido básicamente aceptara lo que Estados Unidos estaba diciendo sobre la necesidad de procesar a Assange por sus actividades editoriales. Este es un ataque a la libertad de prensa, no hay forma de evitarlo.

“El papel de nuestro gobierno ha sido muy decepcionante. Básicamente, se han lavado las manos de Assange. Afirman que están brindando asistencia consular, pero no hemos visto ninguna evidencia de eso, ni en términos de representaciones para que reciba atención médica adecuada ni para que se retiren los cargos de Estados Unidos.

“Esto encaja con un patrón del gobierno australiano que busca silenciar la disidencia. David McBride, uno de los primeros en exponer los crímenes de guerra australianos en Afganistán, que ahora han sido objeto de una investigación oficial, se enfrenta a un proceso judicial. Es absurdo y ridículo. Otros, incluyendo Bernard Collaery y Witness K, están siendo juzgados en secreto por cargos de ‘seguridad nacional’. Te preocupa profundamente la dirección de la sociedad australiana.

“El gobierno australiano no ha intervenido para defender a Assange. Por el contrario, está haciendo el mismo tipo de cosas que Estados Unidos está intentando en su caso, en términos de enjuiciar a quienes informan de la verdad. Es muy preocupante".

La psicóloga clínica Lissa Johnson

La Dra. Lissa Johnson, psicóloga clínica de Australia, dijo: “La jueza que escuchó el caso de extradición de Julian Assange tomó la decisión correcta de denegar la extradición bajo la sección 91 de la Ley de Extradición de 2003, con el argumento de que las condiciones inhumanas y brutales en las cárceles de EE. UU. pueden resultar psicológicamente fatal para Julian Assange. Esta es una decisión bienvenida y un alivio enorme, por no mencionar una acusación contra el sistema penitenciario de Estados Unidos.

Sin embargo, el resto de la sentencia sirvió para criminalizar simultáneamente los informes sobre seguridad nacional, negar a los periodistas una defensa de interés público, exponer a los periodistas a cargos de espionaje, dar luz verde a la extradición por motivos políticos y defender numerosas falsedades sobre el caso de Julian Assange. También es una trágica ironía que el devastador impacto psicológico por 10 años de persecución, tortura psicológica y negligencia médica sea lo único que proteja a Julian Assange de la extradición ahora. En total, aunque se negó la extradición, el efecto paralizador en el periodismo de investigación y los informes de seguridad nacional permanece intacto.

“Si la decisión refleja una preocupación genuina por el bienestar de Julian Assange quedará claro una vez que se complete la audiencia de fianza. Dado el reconocimiento oficial de su estado psicológico, Julian Assange debe ser liberado urgentemente bajo fianza mientras Estados Unidos apela la decisión del tribunal del Reino Unido. Cualquier otra cosa sería una burla del juicio del lunes".

El Dr. William Hogan, director de la División de Informática Biomédica de la Universidad de Florida, habló con el WSWS sobre su respuesta inicial a la decisión del lunes:

“Lo primero es el alivio. No esperaba que la jueza negara la extradición. Que ella lo haya hecho es un desarrollo positivo. Los motivos por los que negó la extradición, que son su salud mental, hablan de lo que Médicos por Assange han estado haciendo de campaña desde el principio. Afirmó en gran parte de lo que hemos estado hablando en términos de su salud mental. Sin embargo, todavía se encuentra en las condiciones que Nils Melzer identificó como la causa fundamental de su tortura psicológica.

“Él todavía no está completamente fuera de peligro porque Estados Unidos va a apelar esta decisión. Entonces, nuestra posición es que mientras esté en prisión, mientras Estados Unidos todavía lo persiga legalmente, las condiciones de su tortura psicológica aún existen. Exigimos que se retiren todos los procedimientos legales y que sea liberado de la prisión, y sólo entonces su tortura psicológica finalmente terminará".

Dr. William Hogan

WSWS: ¿Podría explicarnos los temores sobre la salud de Assange?

WH: Nos ha preocupado su salud mental y su riesgo de suicidio. Eso ha sido confirmado por el testimonio de los expertos. Incluso la jueza de distrito quedó abrumadoramente convencida por el testigo de la defensa [Dr. Michael] Kopelman. Corre grave riesgo de suicidio. También sigue en alto riesgo debido a COVID. Insistimos y exigimos nuevamente que sea liberado bajo fianza por las dos razones principales exactas por las que exigíamos la fianza para Assange en marzo y denunciamos la denegación de la fianza por parte de la jueza en ese entonces: tortura psicológica y daño continuo a su salud mental y riesgo de vida tanto de salud psicológica como de tortura, y COVID.

WSWS: Usted fue el autor principal de una carta a The Lancet en junio de 2020, "La tortura continua y el abandono médico de Julian Assange". ¿Por qué usted y otros profesionales médicos dieron este paso?

WH: Estábamos alarmados por la forma en que Assange fue tratado en la primera fase de su audiencia de extradición. Todo, desde informes sobre su trato en la prisión, hasta informes de la audiencia de extradición —el episodio de la caja de vidrio, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dijo que cajas de vidrio similares [en las que Assange estuvo detenido durante la audiencia de extradición en el Tribunal de la Corona de Woolwich] eran una violación de los derechos humanos— a los informes de que lo registraron al desnudo, lo esposaron y lo trasladaron por toda la prisión de Belmarsh. ... Si habla con personas de países totalitarios, estas son tácticas clásicas de tortura.

Nos horrorizó su trato, y luego la pandemia se sumó a eso. Temíamos mucho por su vida y teníamos que hacer algo. Escribimos la segunda carta [una carta anterior de Médicos para Assange había sido publicada en The Lancet en febrero de 2020] y, afortunadamente, el editor de The Lancet, Richard Horton, simpatizó con nuestra segunda súplica. No planeamos que saliera el día antes del Día Internacional de las Víctimas de la Tortura, pero fue fortuito y coincidente que eso sucediera.

WSWS: ¿Cuál ha sido la respuesta de los profesionales médicos a los temas tratados por Médicos para Assange?

WH: La Asociación Mundial de Psiquiatría emitió un tuit el lunes que apoyaba a Assange. Probablemente hemos duplicado o triplicado nuestra membresía desde la carta inicial de The Lancet el febrero pasado, pero las principales asociaciones médicas han guardado un inquietante silencio — la Asociación Médica Estadounidense, la Asociación Médica Británica, incluso la Asociación Médica Mundial— que se enorgullecían de enfrentarse a tortura en la Segunda Guerra Mundial y la década de 1960, se ha quedado completamente plano en este tema y no ha dicho nada sobre Assange. Creo que tienen miedo de hablar.

La otra cosa que creo es que las tácticas de difamación han funcionado. Nils Melzer describe cuando fue contactado por la Dra. Sondra Crosby, que esperaba disipar cualquier idea de que Assange había sido torturado y se sorprendió cuando descubrió lo contrario. Y mientras posteriormente investigaba el caso, descubrió que él mismo había sido engañado por las difamaciones. Entonces, creo que gran parte de la comunidad médica simplemente no está al tanto de los hechos.

Aquí están en juego los principios más apreciados de la profesión médica. Estamos en contra de la tortura. Lo que sucedió en la Segunda Guerra Mundial en la Alemania nazi conmocionó al mundo: que la profesión médica participara en los horrores de ese régimen. Está totalmente en contra de la ética médica lo que está sucediendo aquí. Se supone que debemos hacer solo las cosas que son buenas y para el beneficio de nuestros pacientes, y debemos hablar cuando vemos injusticias y torturas como esta. Debemos oponernos a ella en unidad y en voz alta.

WSWS: Las audiencias de extradición de Assange coincidieron con una pandemia que se ha llevado la vida de más de 1,7 millones de personas. Además de mostrar el papel fundamental de los médicos, se ha negado al público en general el acceso a información precisa. ¿Tiene alguna observación que hacer al respecto, especialmente en relación con el ataque a WikiLeaks?

WH: Lo más importante que necesitamos es información confiable —información médica, pero también información sobre lo que nuestros gobiernos están haciendo en respuesta. Incluso solo las logísticas de cuántas vacunas van a dónde, cuándo y cuáles son los retrasos. Y los principales medios de comunicación no son dignos de confianza, por lo que existe mucha incertidumbre y desconfianza en las fuentes oficiales de información. Y luego tienes WikiLeaks que tiene un historial perfecto sin historial de retractaciones. Necesitamos esa voz de WikiLeaks para exponer a los estafadores y los encubrimientos del gobierno. Es una tragedia que estemos perdiendo esto en esta pandemia.

WSWS: ¿Qué piensa del papel del WSWS en la defensa de Assange y el papel que ha desempeñado durante la pandemia?

WH: Ha sido una voz esencial que aboga por la vida, número uno. Gente sobre ganancias. Es un grito de reunión demasiado utilizado, pero vaya, lo pone de relieve cuando estamos obligando a los trabajadores de reparto, conductores de autobuses, conductores de trenes, empleados de empacadoras de carne, la clase trabajadora, a arriesgar sus vidas para mantener las ganancias para las corporaciones yendo a trabajar durante una pandemia.

El papel del WSWS como una voz por la vida antes que las ganancias ha sido fundamental. El WSWS también ha sido un incansable defensor de los derechos humanos y la verdad en el caso Assange, denunciando su persecución y tortura.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 5 de enero de 2021)