Sindicato Teamsters finaliza huelga de Hunts Point en la ciudad de Nueva York

por Daniel de Vries
25 enero 2021

El sindicato Teamsters aprobó el sábado un acuerdo vendido para poner fin a la huelga de 1.400 trabajadores del mercado Hunts Point en Nueva York. El acuerdo de tres años contiene un insultante aumento medio anual de 62 centavos para los trabajadores más nuevos y 40 centavos para los veteranos, muy por debajo del aumento de un dólar por hora que era la principal demanda de la huelga.

El sindicato celebró una reunión rápida en uno de los edificios de la terminal y forzó a votar antes de que los trabajadores vieran los términos exactos del acuerdo o tuvieran tiempo para un debate informado. Los funcionarios del Local 202 del sindicato repartieron un resumen de una página, que los trabajadores ni siquiera pudieron conservar, y en cuestión de minutos ordenaron a los trabajadores a emitir su voto. Muchos trabajadores dijeron que ni siquiera habían visto el documento antes de la votación.

Los trabajadores de los almacenes y los choferes de camiones del mayor mercado de productos al por mayor del mundo cobran en promedio unos 18,75 dólares la hora, o unos 37.000 dólares al año, apenas por encima del umbral de la pobreza en una de las ciudades más desiguales y caras de Estados Unidos. El acuerdo mantiene la odiada estructura salarial y de beneficios de dos niveles aceptada por los Teamsters en 2009. Según los términos del contrato, el salario para los nuevos contratados es de 16,75 dólares la hora, apenas 1,75 dólares por encima del salario mínimo en la ciudad de Nueva York. Las empresas aprovechan la alta rotación, exacerbada por la pandemia, para mantener bajos los costos laborales.

“Estamos ganando unos pocos dólares por encima del salario mínimo. No está bien”, dijo Ronald, un trabajador en huelga, al WSWS minutos antes de entrar en la reunión de miembros. “Deberíamos recibir entre 25 y 28 dólares la hora, y no estoy siendo avaricioso. Debería ser incluso más alto”.

Refiriéndose al rescate gubernamental de los bancos y las grandes corporaciones, incluyendo 15 millones de dólares en préstamos perdonables del Programa de Protección de Cheques (PPP) a los negocios del mercado de productos, Ronald dijo: “El gobierno les dio millones de dólares, y no vimos ni un centavo”.

Los trabajadores del mercado Hunts Point discuten la traición de su huelga (subtítulos disponibles)

Augie, que votó en contra del contrato, dijo al WSWS: “Estuvimos aquí todo este tiempo por un dólar. Hemos pasado por toda la pandemia. Es lo justo, es lo correcto. ¿Qué es un dólar para las empresas aquí? Eso es lo que necesitamos. No quiero aceptar nada menos”.

Jason, otro trabajador que votó “no”, dijo: “Se quedó muy corto del motivo de la huelga. No conseguimos ni siquiera 1 dólar en un solo año de ese contrato”. Los veteranos como Jason no recibirán ningún aumento en el tercer año del contrato. En su lugar, recibirán un bono único de vacaciones de 1.300 dólares, informó.

Los costos del seguro médico eran otra de las principales preocupaciones de los trabajadores en huelga. El acuerdo mantiene en gran medida la actual cobertura deficiente y los enormes gastos de bolsillo.

William, que trabaja en el mercado desde 1995, cuando tenía 14 años, dijo que su esposa fue operada hace seis meses y que él es responsable de la mitad de la factura de 35.000 dólares. “Treinta y cinco mil, ¡vamos! Eso es lo que gano en un año”, dijo. “Creo que merecemos más, por todo el trabajo arduo en el mercado Hunts Point, por la gente que perdió la vida a inicios de la pandemia, ¿sabes?”.

Los trabajadores de Hunts Point fueron considerados “esenciales” cuando el virus golpeó y han estado trabajando en condiciones peligrosas desde entonces. Los Teamsters informan de que al menos 400 trabajadores se han infectado con COVID-19 en las instalaciones de un millón de pies cuadrados, que emplean a 2.400 trabajadores, junto con los mercados de pescado y carne adyacentes. Aunque el sindicato afirma que seis trabajadores han muerto a causa de la enfermedad, los trabajadores que hablaron con el WSWS dijeron que la cifra real era más cercana a 20.

Fila Herrera, que trabaja en el mercado desde hace más de 20 años, explicó que, al contrario de lo que afirma el mercado, durante toda la pandemia los trabajadores de su empresa tuvieron que comprarse sus propias mascarillas y otros equipos de protección personal. “Uno de mis amigos murió en la tienda. Trabajó como 16 años aquí. Era un hombre muy bueno”.

El acuerdo no incluye ninguna protección adicional para los trabajadores frente a la pandemia, ni alivia ninguna de las otras difíciles condiciones de trabajo que provocan frecuentes lesiones y enfermedades.

El acuerdo entreguista llega en el séptimo día de huelga, un día antes de que el sindicato tuviera que empezar a pagarles a los trabajadores la paga de huelga. Aunque el momento no es una casualidad, también existía una urgencia política para acabar con la huelga por parte de los sindicatos, el gobierno municipal dirigido por el Partido Demócrata y la élite empresarial y financiera de Nueva York.

Cuanto más tiempo durara y más apoyo obtuviera, mayor sería el riesgo de que la lucha de Hunts Point se convirtiera en el catalizador de una movilización más amplia de trabajadores contra las muertes masivas y la desigualdad social, la cual se ha profundizado en medio de la pandemia.

A pocos kilómetros de Hunts Point, que se encuentra en el Bronx, el condado urbano más pobre de Estados Unidos, se encuentra la Bolsa de Nueva York en Wall Street. Desde la aprobación de la ley bipartidista CARES a finales de marzo de 2020 y la inyección de billones de dólares en los mercados financieros por parte de la Reserva Federal, el índice S&P 500 de las principales empresas estadounidenses ha subido 70 por ciento, incluso cuando decenas de millones han perdido sus empleos y más de 420.000 estadounidenses han fallecido del mortal virus. Ahora, les están diciendo a los trabajadores esenciales que fueron aclamados por la prensa como “héroes” que no hay dinero para aumentar seriamente sus salarios de pobreza.

La ira crece en toda la ciudad, que ya ha perdido más de 26.000 vidas por el COVID-19, mientras el alcalde Bill de Blasio obliga a abrir el mayor distrito escolar del país para las clases presenciales, con el respaldo del sindicato United Federation of Teachers, mientras se reportan miles de nuevos contagios entre profesores y alumnos. Los trabajadores del transporte, que perdieron al menos a 150 de sus compañeros, se enfrentan ahora a amenazas de despidos masivos y recortes salariales.

A lo largo de la huelga, hubo un apoyo cada vez mayor al llamamiento realizado por el Partido Socialista por la Igualdad a los trabajadores de Hunts Point para quitarle la dirección de la huelga al sindicato Teamsters, mediante la creación de un comité de base de huelga y luchando por una acción colectiva, incluida una huelga general, para exigir un salario digno y condiciones seguras para los trabajadores esenciales, y el cierre de las escuelas y las empresas no esenciales, con plena compensación a los trabajadores, hasta que la pandemia esté bajo control.

En un esfuerzo por bloquear la expansión de la huelga y evitar que se convirtiera en una confrontación política directa no solo con los funcionarios de la ciudad, sino con la nueva Administración de Biden, los funcionarios de los Teamsters desfilaron a docenas de figuras locales y nacionales del Partido Demócrata, como la congresista estadounidense y miembro de los Socialistas Demócratas de América (DSA, por sus siglas en inglés), Alexandria Ocasio-Cortez.

Ocasio-Cortez dijo a los trabajadores que pusieran su fe en los sindicatos y en los demócratas. Visitó los piquetes de huelga dos veces, la última el viernes, cuando prestó su apoyo a los burócratas corruptos de los Teamsters, que habían anunciado que estaban cerca de un acuerdo sin revelar ningún detalle a los trabajadores.

Estos políticos intervinieron rápidamente después de que su compañero demócrata, el alcalde supuestamente “progresista” de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, desplegara cientos de policías antidisturbios para escoltar a los rompehuelgas y arrestar a los trabajadores, exponiendo el hecho de que los demócratas son una herramienta de las corporaciones al igual que los republicanos.

La muestra de fuerza el día que el mercado reabrió después del feriado del Día de Martin Luther King aseguró que el mercado permanecería abierto con rompehuelgas. El Local 202 no solo dio una cubierta para la operación del Partido Demócrata, sino que se negó a mantener los piquetes en la entrada trasera del mercado, permitiendo que el tráfico entrara y saliera sin siquiera hacer un llamamiento a los trabajadores para que dieran marcha atrás.

La huelga obtuvo un enorme apoyo de los trabajadores de la ciudad y de todo el país, pero fue deliberadamente aislada por los Teamsters y otros sindicatos. En estas condiciones, y siendo plenamente conscientes de que el sindicato Teamsters, que ha aceptado décadas de concesiones, no haría nada para conseguir algo mejor, los trabajadores votaron a regañadientes a favor de poner fin a la huelga y aceptar el acuerdo.

Como era de esperar, la revista Jacobin, la publicación semioficial del DSA, publicó una declaración promoviendo a los Teamsters y a los demócratas, escribiendo que el contrato entreguista fue “una victoria digna de celebrar y una prueba de que ir a la huelga funciona”.

La huelga de Hunts Point es solo la primera de una oleada de luchas en EE.UU. y en todo el mundo a medida que comienza el segundo año de la pandemia mundial y todos los políticos capitalistas, incluida la nueva Administración de Biden, siguen sacrificando las vidas de los trabajadores en aras del lucro empresarial.

Esta huelga demuestra una vez más que los mayores obstáculos para que la clase obrera intervenga para detener las muertes masivas de la pandemia son los sindicatos procapitalistas y nacionalistas. Para avanzar en sus luchas, los trabajadores de Hunts Point y otros trabajadores que están entrando en lucha necesitan nuevas organizaciones de lucha, comités de base y una nueva estrategia política socialista e internacional para luchar por la reasignación de los recursos de la sociedad para salvar las vidas y el sustento de los trabajadores y sus familias.

Instamos a los trabajadores a que se pongan en contacto con nosotros para obtener más información y a que se unan a la cada vez más grande red de comités de seguridad de base en Estados Unidos y a nivel internacional.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 24 de enero de 2021)

 

El autor también recomienda:

New York City police attack striking Hunts Point warehouse workers
[20 enero 2021]

¡Voten “no” al acuerdo vendido en Hunts Point! ¡Formen comités de base para ampliar la huelga!
[23 enero 2021]